Gatos y RPG, mezcla explosiva

El pasado 8 de agosto se lanzó Cat Quest, un RPG de mundo abierto creado por PQube y The Gentlebros para PC, disponible en Steam, y dos días más tarde para iOS en la App Store. Dentro de unos meses llegará a PS4 y Nintendo Switch también. He tenido la oportunidad de jugármelo en estos días y os contaré a grandes rasgos lo que me ha parecido este título que desde que vi su gameplay me cautivó por lo bonito que es, tanto por sus gráficos como por sumergirme en una historia de unos gatos que quieren salvar el mundo.

Lo primero de todo es que, a mi parecer, es un videojuego totalmente recomendado para aquellos que quieran iniciarse con el género RPG porque es muy sencillo y deja de lado la complejidad y los mundos más extensos que dan tantos giros en la historia propias del role-playing como muchos ya conocéis. Aquí tenemos una historia muy fácil de seguir, con información breve y clara, un mapa sencillo y recurrente, así como unos pocos botones que hay que manejar constantemente junto con el ratón. Mismamente, en cuanto requisitos técnicos no es necesario tener un ordenador de última tecnología, porque funciona en un sistema muy básico. Además sus colores alegres propios de los dibujos animados le otorgan un aspecto muy alegre y ¡entran ganas de jugar! Aunque esto es un punto muy subjetivo porque hay jugadores que tanto color les puede parecer infantil y sobre gustos no hay nada escrito, ya lo sabemos, pero tiene un estilo muy cartoon, que suele entrar bien por los ojos generalmente.
Los gatos ya han aparecido en otros muchos videojuegos como por ejemplo Cait Sith de Final Fantasy VII o Rover de Animal Crossing, por citaros unos ejemplos. Es un acierto ya que los que somos los loc@s de los gatos queríamos ver combatir un héroe felino y peludo, y dejar descansar (sólo por un rato) a personajes más propios de un mundo fantástico con tramas mucho más enrevesadas. Y aquí tenemos el resultado. En Cat Quest seremos un gato con sangre de dragón, Spirry, el cual se embauca en una épica aventura para buscar a su hermana, que ha sido secuestrada por un misterioso gato Drakoth. Como podéis comprobar parte de la premisa clásica de los videojuegos: un bueno que es héroe y reparte el bien, un malo, y un secuestro (que en vez de ser una princesa, es una gatita).
Además es un videojuego de corta duración, en menos de 4 horas se puede pasar si vamos al grano con las misiones y tenemos habilidad para acabar a la primera con dragones y los monstruos variopintos de colorines que aparecerán en nuestro camino. Precisamente en esta aventura estamos en un mundo poblado por gatitos con áreas que se repiten como una especie de posada para sanar las heridas de nuestros combates, torres de magos para aprender nuevos hechizos o fortalecer los que tenemos y que se compran con oro del juego, las cuevas que están enumeradas por niveles para derrotar enemigos (que normalmente forman parte de las misiones) y en donde recibiremos botines para personalizar al gato y hacerlo cada vez más poderoso, pues los objetos también suben de nivel, además de nuestro personaje. Las habilidades, el oro que acumulamos o nuestros objetos los podremos ver en el inventario siempre que queramos Por último también encontramos los tablones donde podemos ver las misiones que tenemos que seguir para continuar la historia. Igualmente, resulta entretenido recoger las monedas que aparecen a lo largo del continente por los suelos o entre los arbustos.
En Cat Questtenemos mazmorras, tenemos misiones y al final se trata de aprender a combatir a los enemigos, que realmente es la parte de acción que nosotros como jugadores tendremos que hacer durante la mayor parte del tiempo, además de disfrutar de unos diálogos simpáticos que aparecen al estilo globo o bocadillo.
Al ser precisamente un videojuego también pensado para móviles no es especialmente denso ni complicado como señalaba, pero esto no quiere decir que sea aburrido o que sea extremadamente fácil y nos vayan a regalar el avance de la historia, porque no es tampoco acertado. Hay que aprender a moverse de determinada manera con cada uno de los enemigos que se nos cruza para dar a cada uno lo suyo y esquivar sus golpes.
Además resulta adictivo adentrarse en las relajantes tierras felinas, desde Gatpital hasta curiosos nombres como Ciudad Femolino, y acabar en ellas con los malos que aparecen en nuestro camino. La mecánica se repite durante la historia y está muy bien pensado para jugar de forma tranquila y disfrutar de los elementos propios del género RPG sin complicarnos mucho la vida.
Una vez más, los videojuegos indies nos traen grandes joyas con resultados que suelen gustar al jugador y cumplir bien la función de entretenimiento. La única pega de estos títulos es que suelen ser de corta duración, pero ya se sabe lo bueno si es breve dos veces bueno. No siempre es un punto negativo pero si que se entiende que son más baratos también por su duración.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close